miércoles, julio 20, 2005

Respuesta del forista Videl Rastro en Civila(textual)


Amigotwo, has traido un tema muy traumatico en mi vida; un tema al cual he tratado de bloquear de mi subconciente y que aun hoy al cabo de los 25 años sufro de pesadillas por la noche. Acaso el dia que saliste fue el 19 de Mayo?. Te pregunto esto porque es tan parecida esa historia con la mia que no me cabe otra que preguntar eso. Sali de Caibarien el 15 de Mayo del 1980 con un bolso donde llevaba pasta de dientes, cepillo de dientes, un pullover, pantalon y un par de calzoncillos para cambiarme. -Que ingenuo fui. Nos llevaron para Seguridad del Estado en Santa Clara, ahi nos pusieron como las reses en un cepo, constantemente vigilados por guardias con armas largas y perros, no se cual seria la causa de llevarnos ahi, pues como a las 5 horas nos montaron en unas guaguas y nos llevaron para otro lugar que nunca habia visto en Santa Clara, ahi nos revisaron las cartas que conseguimos con la policia de nuestro pueblo. Dicho sea de paso, esa carta decia que yo era consumidor de marihuana (cosa que vine a saber lo que era aqui, pues ni sabia de que se trataba aquello). Hasta aqui mas o menos pasable, pero en este lugar comenzo la odisea, lo primero que hicieron fue separarnos a mis padres y mi hermano menor, de mi hermana y yo. Ahi nos montaron en una camberra, no sin antes darme una patada con una bota rusa por el trasero que llegue a Cayo Hueso con una inflamacion que tuve que permanecer en una clinica por dos dias tratandome aquello. Cuando me montaron en aquella guagua de una forma violentisima y heche una ojeada a mi alrededor, no podia creer lo que veia, la guagua repleta de personas que a todas luces nunca habian visto la libertad, pues podias pasarte dias enteros leyendole los tatuajes de su piel, delincuentes sacados de las carceles y obligados a abandonar el pais. Salimos para La Habana serian como las 8 de la noche, sin parar en todo el camino, en este viaje empezaron las secreciones, pues no hicieron ninguna parada en el camino y las gentes se meaban en la guagua y hubo alguno que otro que hasta el # 2 hicieron. Llegamos a La Habana como a las 1 y media y nos llevaron directamente a Cuatro Ruedas, aquello y el infierno de Dante eran lo mas parecido que pueda nadie imaginarse, eramos alrededor de 20 mil personas hacinadas en unos cuantos metros cuadrados, no habia baños por lo cual el atolladero era espantoso y la peste insoportable, no nos dieron comida en esa estadia, alli empece por perder el bolso porque vi que no me servia de nada, solo me quede con el cepillo de dientes y el tubo de pasta (pomorin por cierto) el cual me sirvio para suprimir el hambre. En ese lugar vi las vejaciones mas espantosas. Hombres que los hacian subir a una tarima, los hacian partirse, los de la seguridad tenian maquillaje y hacian que delante de toda la multitud, se maquillaran y caminaran o modelaran como si fueran mujeres y por microfonos los obligaban a decir sus nombres de "batalla" como ellos los llamaban y se mofaban y reian. Digo hombres, porque dentro de los que les toco aquello vi a un señor de mi pueblo casado con hijos y ya con cierta edad tener que hacer todo aquel teatro. Ahi me encontre con mis padres, mi hermano menor y mi hermana, habia una sola carpa donde era casi imposible entrar a coger un poco de sombra, como a la 1 de la tarde se aparecieron con unas pipas cisternas, todos pensabamos que era para darnos de beber, pero que va, cogieron las mangueras y las enfilaron a la multitud y nos bañaron con aquellos chorros, nos dijeron que era para evitar una epidemia, a mi me agarro el chorro por el pecho y me lanzo a tierra, porque estaba sumamente debil. Despues de revisar los papeles, darnos el pasaporte y un salvoconducto que decia que estabamos en la embajada del Peru. Aqui debo decir que nos chequeaban el carnet de identidad y en el mio decia que era teniente de la reserva porque yo estaba en la Universidad y todos los universitarios lo eramos, cuando vieron aquello se me congelo la sangre porque empezaron a cuestionarme, y yo les dije que eso era porque estaba en la Universidad pero que en mi vida habia tenido ni siquiera un tirapiedra en mis manos, despues de aquel mal rato me dieron mis papeles. Debo decir que durante la estadia en 4 ruedas sucedio la Marcha del pueblo combatiente, que no era mas que turbas del gobierno, pasaron por 4 ruedas, y nos tiraban piedras, palos, pedazos de metal y todo lo que tenian a mano amen de todas las injurias que nos gritaban. Ahi vi a muchos con la cabeza partida. Como a las 8 de la noche nos montaron en otra guagua y nos llevaron por toda la Calzada 10 de Octubre donde tenian a turbas a un lado y otro de la calzada para tirarnos de todo y vocearnos lo inimaginable, yo llevaba 50 pesos y se los di al chofer de la guagua, casi todo el mundo hizo lo mismo, el chofer se fue premiado de aquellos viajes. Llegamos al mosquito y aquello no lo puedo describir, nos metieron a la interperie, en una peninsulita de diente de perro donde solo habian 3 matas de uva caleta, el agua llegaba por un tubo (una sola llave para aquella multidud y las colas eran de horas) por encima de la tierra, a las 12 de la tarde era como tomar caldo caliente en vez de agua. El hacinamiento era tal que las gentes se subian en las matas de uvas, y ahi llegaban los guardias y decian "esto no es la embajada del Peru, ca-bro-nes, bajense de ahi, y segun las gentes se iban bajando a palos los recibian en el suelo. Vi a una perra pastor aleman destrozar a una señora negra entre los muslos, cuando su esposo la defendio dandole con una bota cañera a la perra, ahi vino un guardia y le dijo al señor "negro ma-ri-con, tu no ves que esa perra costo muy caro para que una escoria como tu la dañe" y le entraron a tablazos por la espalda a aquel negro y los borbotones de sangre por la boca no se hicieron esperar, se desmayo o murio no se, lo cargaron y se lo llevaron junto con su esposa. Nunca mas los vi. A las 4 de la tarde el dia 18 nos llevaron para los barcos, rogamos que no nos separaran a la familia y asi nos lo prometieron. Bien lo primero que hicieron fue separanos. Mi historia fue. Desde las 4 de la tarde hasta el dia siguiente estuve montado en un camaronero en la bahia de Mariel. Nunca olvidare el nombre del barco "Rip Tide" de mas esta decirles que no cabiamos ni de pie, el vaiven del barco hizo los estragos. Los vomitos eran cosa comun, yo me vomite, encima de otros, otros se vomitaron encima de mi, en fin toda la noche en eso. Nos dijeron que no nos podian dejar ir porque habia mal tiempo aquella noche que nos dejarian salir la mañana siguiente porque habria mejor tiempo, lo cual fue lo contrario. A las 8 de la mañana del dia siguiente nos dejaron ir, aquello era muy triste, sabias que abandonabas tu tierra y era una flotilla de barcos de todos tamaños al mismo tiempo. Como a las doce del dia no te veias ni la palma de la mano de lo negro que se puso aquello con una tempestad horrenda. Las olas eran enormes, cada vez que aquel barco subia una cresta yo me decia a mi mismo "cuando decendamos ahi nos vamos a jo-der" pero el barco sobrepaso la tempestad. Todo el camino fuimos acompañados por aletas de tiburones que era lo que veias siguiendo el barco. Yo fui testigo presencial de personas que mareadas y desmayadas se cayeron del barco y lo unico que salia a la superficie era una mancha roja (sinceramente ha sido lo mas traumatico de mi vida). Segun el dueno del barco ( que dicho sea de paso llevaba 250 escorias y nadie de su familia que fue a buscar porque no se las dieron) varios otros barcos habian pedido ayuda que estaban naufragando, y desafortunadamente el no habia podido ayudarlos porque la linea de flotacion de su barco estaba muy por debajo de lo normal por el peso. No se, no entiendo mucho de eso, el caso es que el no podia ayudarlos y lo que hacia era pasarle la voz a otros barcos. Llegue a Cayo Hueso mas muerto que vivo a las 3 de la mañana que nos desembarcaron, ahi pude reunirme con mis familias excepto mi hermana que no sabiamos nada. La angustia era que no se la pueden imaginar, al cabo de los 3 dias aparece mi hermana, todos nos abrazamos llorando y dando gracias a Dios. A ella la habian montado en un yatecito pequeñito que por el peso se hundio y suerte que un guardacostas americano que estaba recogiendo gentes en problemas los vio y los pudo rescatar y ahi metieron a mi hermana por dos dias, pues aquel guardacostas estaba recorriendo y salvando gentes en las mismas condiciones. Lo demas es historia, y la historia que le sigue es de una vida sino de lujos, si de progreso y felicidad. Olvide muchisimos detalles, como que nos tiraban los perros en el Mosquito en el trayecto porque es un tema bastante doloroso, pero si el tema continua ya ire aportando mas detalles.

1 comentario:

laliberty dijo...

Soy LA LIBERTAD, del Foro de Politica Cubana.

Este DESGARRADOR testimonio me ha hecho reafirmarme en algo que me ocurrio a mi, en el año 80, hecho del cual NUNCA ME HE ARREPENTIDO ni me ARREPENTIRE.

Yo era Traductora de Ingles en el Ministerio de Industria Basica (la antigua Compañia Electrica, en Carlos III ). A MI ME BOTARON DEL TRABAJO PORQUE ME NEGUE ROTUNDAMENTE a ir a darle un "mitin de repudio" a un trabajador de alli que se iba por Mariel.El dia que me llamaron para que fuera a buscar mi baja del trabajo ( como detalle curioso, dire que los MOTIVOS DE LA BAJA en el papel que me dieron eran " "PERSONALES"...¡que cinicos! )al regresar a mi casa en la guagua, vimos a un hombre corriendo despavorido huyendo de una turba SARRASPASTROZA que le gritaba insultos y le lanzaba cosas. El hombre llego hasta mi guagua y el chofer CERRO la puerta....entonces
yo me puse de pie y le empece a gritar: "-¡ CABRON....ABRE LA PUERTA Y DEJA QUE SE MONTE...LO VAN A MATAR"!- solo unos pocos de la guagua me secundaron....el chofer abrio la puerta y el hombre, temblorozo, se monto y nos dio las gracias...pero la turba llego tambien hasta la guagua y se colo dentro....la PALIZA mas tremenda que me han dado en mi vida, la recibi en ese lugar....me rompieron la nariz y me aflojaron dos dientes, me partieron una ceja.....bueno, terrible. Claro, yo tambien reparti lo mio pues siempre he tenido las uñas largas y creo que deje tuertos a unos cuantos.Recuerdo muy bien que le arranque un pedazo de cuero cabelludo a una tipeja que estaba en la turba. Yo cogi pero DI CON LAS DOS MANOS....

Y NO ME ARREPIENTO, SE QUE MODESTAMENTE DEFENDI ALGO QUE CONSIDERABA Y CONSIDERO JUSTO Y HUMANO: EL DERECHO A VIAJAR A CUALQUIER PAIS Y REGRESAR AL TUYO.
(Declaracion de Derechos Humanos de las NNUU)

Este hecho marco el principio de mi largo camino en la OPOSICION INTERNA CUBANA.

Gracias y un caluroso saludo.

LA LIBERTAD.